Omitir vínculos de exploración.





































 

 

Somos lo que comemos...

 Esta afirmación constituye la piedra angular sobre la que se ha desarrollado toda una metodología basada en el análisis de isótopos estables y dirigida a dar respuesta a cuestiones tan dispares como la estructura y el funcionamiento de las comunidades biológicas, los patrones migratorios de especies o poblaciones, o el estudio del impacto de los vectores del cambio global sobre los ecosistemas.
¿Qué es un isótopo estable?

 Los isótopos estables son átomos no radioactivos de un determinado elemento químico que tienen el mismo número de protones pero difieren en el número de neutrones. Por ejemplo, el carbono normal (o ligero) tiene un peso atómico 12, con 6 neutrones, y 6 protones (12C), pero también hay átomos estables de carbono con un neutrón más, y peso atómico 13 (13C). La abundancia relativa del isótopo pesado respecto del ligero (e.g. 13C/12C) recibe el nombre de traza o firma isotópica y se representa en notación delta (δ) por medio de la relación de esta proporción en la muestra, respecto a unos estándares internacionales, expresando los resultados en tantos por mil (‰).

Los isótopos estables en estudios ecológicos

 Varios procesos biogeoquímicos dan lugar a variaciones espacio-temporales en las concentraciones isotópicas de los niveles tróficos basales. A su vez, estas diferencias se transmiten a la largo de las cadenas tróficas de una forma predecible. Por ello, las aproximaciones isotópicas son una herramienta especialmente útil a la hora de trazar el flujo de materia y energía en ecosistemas naturales.

Otras aplicaciones

 Las relaciones isotópicas de materiales naturales nos brindan información sobre su origen. Debido a esto, la firma isotópica de un compuesto se puede utilizar entre otras cosas, para estudios de contaminación de nitratos provocados por la aplicación de fertilizantes industriales. El registro de 13C/12C y 18O/16O en diferentes materiales se utiliza en el estudio de las variaciones climáticas a largo plazo (e.g. sondeos de hielo en la Antártida y Groenlandia ofrecen información sobre los cambios climáticos ocurridos desde hace unos 900 000 años). También son una herramienta muy útil en diagnósticos clínicos, y en la industria deportiva para pruebas antidopajes. La certificación del origen y calidad alimenticia son igualmente aplicaciones frecuentes.

¿Qué es el LIE?

 El Laboratorio de Isótopos Estables de la Estación Biológica de Doñana (LIE-EBD), financiado con el proyecto EcoGenes,  surge para dar servicio a todos aquellos investigadores de nuestro centro que quieran implementar las aproximaciones isotópicas en las investigaciones que llevan a cabo. En la actualidad contamos con un sistema de espectrometría de masas puntero en el sector, capaz de medir en una misma muestra biológica las relaciones isotópicas de hidrógeno (2H/1H) y oxigeno (18O/16O), así como de carbono (13C/12C), nitrógeno (15N/14N) y azufre (34S/32S). Además, el laboratorio está equipado con toda la instrumentación y material necesario para el procesamiento de las muestras previo a los análisis isotópicos. 

Investigador responsable: Manuela G. Forero
Técnico responsable: Ricardo Álvarez Alonso

Para más información puede acceder a nuestra Web

Omitir vínculos de exploración
LEM
LAST
LEQ
LEA
LEF
LIE

Omitir vínculos de exploración > Inicio > Administración y Servicios > Laboratorios > LIE    
 Laboratorio de Isótopos Estables | LIE-EBD


































































Estación Biólogica de Doñana - Consejo Superior de Investigaciones Científicas - Tfno: (+34) 954 232 340 - (+34) 954466700 Apdo 1056 E - 41013 Sevilla
 Navegadores: Firefox 1.0 / Internet Explorer 6.0 / Netscape 7.01 
Resolución mínima: 800 x 600